Barbarie militante. Lo que dejó el ‪#‎1M‬.

Dicen que lo importante, es todo aquello que uno deja al retirarse, aquello que los invitados recuerdan de uno cuando las luces se apagan y la fiesta termina. Lo demás es cotillón, escenografía, humo, o -en este caso- relato.

No voy hacer referencia en esta oportunidad, al discurso, ni a los cientos de bondis que pagamos entre todos para movilizar desde todo el país, a miles de militantes rentados para hacer de extras en un acto partidario, populista, y por sobre todo, berreta. Mucho menos a los “trenes gratuitos” que arrearon a familias enteras conducidas por los “gentiles” jefes de manzanas que administran los planes sociales, y dictaminan quienes son merecedores de ellos. Ni tampoco, a las decenas de “columnas” militantes, que “organizadas y espontáneamente”, se acercaban a los primeros lugares de los planos cortos de la TV Pública. Eso es parte del show. Todos lo sabemos.

Voy a tratar de expresar en una serie de fotos de ayer, que es a mi parecer, lo que el kirchnerismo ha dejado, y nos deja como país.

1

Seguramente la “fiesta” de ayer, a muchos les haya dejado un gusto amargo. Una sensación de que no hemos aprendido nada. Un vacío de orgullo nacional, que lejos de ver nuestra “argentinidad” representada por quien encabeza el Poder Ejecutivo, arriesgo sin temor a equivocarme, nos hemos sentido más identificados con los uruguayos que abuchearon al vice más corrupto de nuestra historia, Amado Boudou, o incluso, con el ex Presidente de Uruguay, Pepe Mujica, al retirarse una vez terminado su mandato político.
El kirchnerismo se retira y a su paso solo deja mugre. Mugre que podría simbolizar todo aquello que no nos sirve para nada: resentimiento, odio, división, y ni hablar de una realidad disfrazada que tomará años adecuarla a la verdad.

Se llenaron la boca hablando del amor, pero solo sembraron resentimiento y odio. Se llenaron la boca hablando de los pobres, y solo se han preocupado por retirarse enriquecidos. Se llenaron la boca hablando de progreso, y hoy peleamos el último furgón de cola con Venezuela. Se llenaron la boca hablando de imperialismo, para terminar en el último recorrido, entregándonos en las fauces de un dragón chino.

La fiesta termina, y nos dejan un país saqueado. No tenemos deuda, dicen, pero estamos en default. Vivimos en una República, dicen, pero tenemos a una justicia amenazada, y hasta un fiscal muerto. Tenemos libertad de expresión, dicen, pero con una prensa cooptada, manipulada, y sedienta de las jugosas partidas de pautas oficiales. Tenemos derechos humanos, dicen también, pero quienes los representan solo piensan en sus adeptos, los demás no lo merecen. Nos hablan de reescribir la historia, pero repetimos los mismos errores. Nos persuaden para ir hacia el progreso, aunque cada vez estamos peores. Eso es el kirchnerismo, relatarnos todo aquello que debiéramos tener que ser, para llevarnos a un lugar donde no queremos estar.

El kirchnerismo se retira, señores, y sólo nos queda mugre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s