Bolivia: ganaron los del NO, los del SI, y perdió Morales

Llegamos a Bolivia buscando esas historias que nunca llegan a los medios de comunicación de nuestro país. Pisamos Santa Cruz de la Sierra buscando vivir la euforia de una elección que podría ser un hito en la historia política boliviana, ya que el modelo democrático con alternancia de poder que se buscó con la última reforma constitucional, estaría a punto de llegar a su fin, siempre y cuando los bolivianos tomaran conciencia acerca de que es lo que en realidad votarían el domingo.

Desde un rincón de la cancha política, el discurso estuvo dominado por el oficialismo, centrado en rescatar todos los logros de la gestión masista (el MAS, es el partido del presidente Morales), sumado a las ya tradicionales advertencias sobre “las amenazas del imperialismo y la derecha latinoamericana”, y sobre cientos de promesas de obras y proyectos como esos que suelen escucharse en las tradicionales campañas presidenciales.

En el rincón de la oposición, las críticas apuntaban a los recientes casos de corrupción que explotaron en los medios de prensa, a raíz de una investigación del periodista local Carlos Valverde, donde señalaba a Morales como el benefactor en licitaciones directa a una empresa china, cuya titular en Bolivia sería una “cara conocida” para Evo, ya que se trataría de una “vieja amiga” con la que el Presidente habría tenido un hijo hace algunos años atrás.

Y en el medio, aunque no tan en el medio, los votantes, la sociedad común. Los ciudadanos bolivianos comprometidos, que lejos de permanecer ajenos a esta campaña, fueron actores principales en la concientización acerca de la importancia del triunfo del NO.

Como en todos los populismos a los que ya estamos acostumbrados, el Gobierno boliviano salió al ring electoral en busca de un enemigo a quién hacerle frente y con quién pudiera desplegar todo su poderío político y por sobre todo, el más ejercitado, el mediático. Lo llamativo de esta campaña, fue que enfrentado a estos no estuvo la oposición de Evo, ni los tradicionales partidos políticos de la derecha, como acostumbra llamarlos Morales, sino todo lo contario, la sociedad común.

Los responsables del triunfo del NO, sobre las intenciones masistas de perpetuarse en el poder, fueron cientos de ciudadanos independientes que a través de campañas virtuales y militancia callejera, hicieron que la sociedad entendiera que el referéndum constitucional no se trataba de una aprobación o rechazo a la gestión de Morales, todo lo contrario, se podía con todo derecho estar a favor de Evo, pero acá lo que estaba en juego, era el sistema político y la alternancia de poder, estructura clave para la salud todo sistema democrático.

Evo Morales buscó por todos los medios llevar un enemigo al centro del cuadrilátero, pero los distintos referentes de la oposición decidieron estratégicamente quedarse en la trinchera, y dejar que sea la ciudadanía la que se pusiera al frente de esta campaña, y sean éstos los verdaderos protagonistas del triunfo del domingo pasado.

Y así fue como sucedió, y triunfó el NO por sobre el SI de Morales. Bolivia dijo no, al uso del poder contra el pueblo. Dijo no, a quienes utilizaron el poder para buscar eternizarse. Bolivia dijo en las urnas que la democracia boliviana debe tener alternancia. Bolivia dijo no al caudillismo, y le exige a sus líderes que asuman que sus mandatos constitucionales tienen fecha de vencimiento.

El domingo pasado el pueblo de Bolivia ha dado muestras de civismo. Ha sido ejemplo de resistencia ciudadana y pacífica, y se ha sumado a la voluntad de cambio que sobrevuela el continente latinoamericano. Los votantes del NO ganaron, pero también ganaron los del SI. Quién ganó el domingo fue la democracia, las instituciones, los ciudadanos en su conjunto. En Bolivia ganaron todos, todos los que ponen por sobre sus intenciones personales, las de todos sus compatriotas. Ganaron todos, todos menos uno, Evo. En Bolivia gano el No, el SI y perdió Morales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s