¡Una rata en la panadería!

Hace unas horas me pasaron por Whatsapp este video en el que se observa una rata, muy tranquila por cierto, comiendo una rosca de pascua en la vidriera de una panadería de barrio.

Más allá de la impresión que genera al verla mordisquear algo que seguramente uno después podría comprar y terminar consumiendo, se me ocurrió pensar en los distintos abordajes que personas de diversas ideologías darían a esta situación.

Aquí vamos.

Supongamos que una persona “de derecha” pasa caminando y observa este desagradable hecho, lo que haría sin dudas, es exterminar al roedor sin dudarlo un segundo. En primer lugar por tratarse de una plaga que está consumiendo un producto que está exhibido en la vidriera, esperando el momento de ser vendido para generar un ingreso económico a la empresa. En segundo lugar, por tratarse de una clara violación a la propiedad privada.

Imaginemos que este sujeto quisiera ir más allá y dejarse llevar por su fuerte espíritu capitalista, seguramente aprovecharía la difusión de este video para vender productos destinados al exterminio de roedores, o bien, podría convertir a este desagradable roedor en una estrella de Hollywood, haciendo dibujitos animados donde la rata encarnaría un papel protagónico, haciendo de algo así como un Robin Hood de los roedores, donde robaría mercadería a malignos panaderos extranjeros, para luego entregar el rico alimento robado a pequeñas ratitas indefensas que fueron abandonadas por sus humildes padres. Vendería millones de dólares con la venta de merchandising y con el tiempo, nadie sabría si el video de la rata en la panadería fue verdad, o sólo se trató de una estrategia de marketing. La panadería en cuestión cambiaría de nombre, sería ambientada a la escena central de la película, pasando a recibir miles de visitantes diarios para conocer el lugar en que la agradable historia animada fue inspirada.

Ahora veamos qué pensaría con un grupo de militantes de izquierda pasando por la panadería.

Lo primero que se les vendría a la mente después de la desagradable impresión, es: “pobre rata, ella no tiene la culpa, tiene todo el derecho del mundo a comer cosas ricas al igual que nosotros los humanos”. Más allá de lo espantoso de la escena, ellos pensarían más bien en las circunstancias que llevaron al roedor a buscar alimentos en una panadería de barrio.

El problema observado en común con el primer caso, el del capitalista de derecha, es que la rata en ese momento está robando y hasta donde podemos ver, no pago por lo consumido. Al menos el video eso demuestra. El tema es que el roedor solicitaría ayuda a la Asociación de Madres y Abuelas de ratitas desaparecidas, quienes le aconsejarían en su defensa, argumentar que en realidad sí dejó plata arriba del mostrador, y sobre este hecho, no tendríamos pruebas para demostrar lo contrario. Además la rata podría defenderse diciendo que no sabía que estaba siendo filmada, por ende, el video tampoco serviría como prueba, ya que de haberlo sabido quizás hubiera actuado de otra manera.

El segundo planteo que esto militantes de izquierda harían, es que no se puede condenar al pobre roedor. Se trata de un ser excluído del sistema. Incluso son los humanos (obvio se refiere solo a los de derecha) los responsables del hambre que este animal pueda tener, como también lo son por haber discriminado a lo largo de la historia a toda su especie, diferenciándolas entre otras especies de animales cuál si de clases sociales se tratara. Acá los únicos responsables serían los capitalistas dueños de la panadería por haber dejado la mercadería a la vista, tentando a los pobres y hambrientos roedores, como también así la sociedad toda en su conjunto por no haber generado las condiciones mínimas para que éstos animalitos sean incluidos en la sociedad como mascotas, como si lo son perros y gatos, por ejemplo.

Sin dudas esto no quedaría solo en el análisis de la situación, sino que al día siguiente después de una fructífera asamblea barrial de más de 6 horas, saldrían a las calles a reclamar en grupos militantes, sacudiendo banderas rojas en las que se observaría imágenes de una rata levantando el puño en alto, otras con leyendas de #TodosSomosRatas, y decenas de jóvenes con las mismas gráficas en sus camisetas. Juntarían firmas para promover una Ley que considere a los roedores como “mascotas”, pudiendo éstos tener los mismos derechos que nosotros, que los perros y gatos, incluso los mismos derechos que nuestros hijos. Porque en definitiva, es una construcción social el hecho de que los roedores sean considerados “pestes”, y si vamos más allá, el patriarcado machista es quien ha puesto en “la rata” (término femenino, por cierto) una carga simbólica negativa con el que el pobre e indefenso animal debe llevar a lo largo de toda su vida, por ende, hoy tiene el derecho de ser liberado.

A este grupo de militantes de izquierda, se le sumarían ahora algunos jóvenes kirchneristas, los cuales organizarían cortes y manifestaciones callejeras pidiendo por techo y comida para los roedores, diciendo que éstos son frutos de las políticas neoliberales del Gobiernos de Cambiemos. También acusarían al capitalista imperio yanqui por explotar la imagen del roedor en la figura de Mickey Mouse, y no dividir éstos la plusvalía obtenida de dicha explotación entre todos los roedores del planeta.

En el mientras tanto la satisfecha rata, luego de comer gustosa, vuelve a su madriguera. Los los militantes de izquierda proponen organizar otra asamblea barrial al día siguiente para defender los derechos de todos los roedores del mundo, aunque para este entonces, ya ni recuerdan por qué motivo es que empezaron esta discusión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s