Denuncian al intendente de Luján, Leonardo Boto, por el presunto desvío de $32 millones

La denuncia fue radicada por el diputado bonaerense de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo y pide la investigación de 191 ordenes de compra por un monto total cercano a $32.000.000 que eran fraccionadas para poder otorgarlas de forma directa a dos proveedores.

El intendente de Luján, Leonardo Boto, fue denunciado penalmente por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, malversación de caudales públicos, Asociación Ilícita, estafas y otras defraudaciones.

La denuncia, que sacudió el ambiente político en Luján, fue radicada por el diputado Bonaerense de la Coalición Cívica, Luciano Bugallo, en la  la UFI Nº10 de Luján. Se desprende de una investigación y pedido de informes que realizó a mediados de agosto el bloque radical de Juntos por el Cambio en la ciudad, y que no tuvo respuesta por parte de la administración de Boto, en la que se denuncia un desdoblamiento de contrataciones para evitar licitaciones públicas, lo cual está expresamente prohibido en la Ley Provincial N°13.981.

El listado total incuye 191 compras por un total cercano a los $32.000.000. Hubo dos proveedores beneficiados por las compras: Marcela Guadalupe Goldsztaud, a quien le adjudicaron 128 órdenes de compra en cuatro meses por un total cercano a $19.000.000; y Mariano David Rossi, a quien el Municipio le encargó 63 órdenes de compras en 48 días por $12.457.689 pesos. Ambos fueron denunciados por Bugallo, como así también el secretario de Finanzas de Luján, Ignacio Pedotti.

Bugallo no pudo ocultar su incredulidad al comentar la metodología para el presunto desvío de fondos. «La mayoría de las compras que son registradas, es gracioso o mejor dicho termina siendo burdo, porque ninguna compra pasa los $200.000. Hay días que registraron 15 compras de los mismos items. El 31 de marzo, por ejemplo hay 15 compras por un total de $2.200.000. Cuando ves el listado es impresionante, termina siendo hasta ridículo», señaló el diputado a INFOCIELO.

«Si te ponés a pensar es absurdo hacer 15 órdenes de compra en un día por los mismos items. En ocho horas de trabajo ¿Qué hacían, levantaban el teléfono cada media hora pidiendo más alimentos? Es demasiado burdo», prosiguió Bugallo.

Goldsztaud figura como proveedora de bebidas y gaseosas del Municipio. Sin embargo, las primeras órdenes de compra fueron por palas y rastrillos. Luego comenzaron a realizar pedidos de alimentos, pero según Bugallo «no informaron el detalle de lo que se compró, a dónde fue entregado, a quienes, no hay registro de nada«.

A ambos proveedores les falta un respaldo, y eso también será motivo de las explicaciones que le debe el intendente Leonardo Boto a los vecinos de Luján. «Ninguno de los dos tiene una dirección de depósito. No existe. Tampoco por parte del municipio hay habilitado un local, galpón o lo que fuera para tener un depósito de alimentos», precisó el diputado.

El abogado lujanense y miembro del ARI, Jeremías Rodríguez, fue quien radicó la denuncia y aclaró que requirió al Juez «que ordene de manera urgente el allanamiento inmediato a la secretaria de economía y finanzas de la municipalidad de Lujan, para proteger cualquier tipo de pruebas que puedan aportar claridad a la causa».

El bloque de Juntos por el Cambio había realizado un pedido de informes en el Concejo Deliberante el pasado 18 de agosto, pero Boto no se dignó a contestarlo. Por eso elevaron el reclamo, del que se hizo eco el diputado bonaerense. «Tomamos conocimiento hace cuatro o cinco días de esto. Uno como funcionario público tiene el deber de denunciar estos hechos si te llega este tipo de información, sino se convierte inmediatamente en cómplice», contó Bugallo a INFOCIELO.

Ahora la causa está en manos de la fiscalía, que debe proceder con las instrucciones correspondientes. Y el intendente Leonardo Boto dar explicaciones sobre lo ocurrido.

Por infocielo.com